Normativa de Convivencia

El ámbito de la convivencia es un ámbito esencial y fundamental del funcionamiento de un centro y requiere el compromiso e implicación de toda la comunidad educativa. Los centros escolares, como enclaves que son de vida y crecimiento personal constituyen una fuente natural de conflictos o, lo que es lo mismo, auténticas oportunidades para aprender a vivir juntos. Dada la escasez de recursos con que contamos los centros para hacer frente al conflicto en todas sus manifestaciones, el Plan de Convivencia es un instrumento que permite concienciar y sensibilizar a todos los sectores de la comunidad educativa en la tarea de adquirir las herramientas necesarias que nos ayuden a todos a convivir desde el respeto a cada persona, desde la diversidad y los valores humanos.

No cabe duda de que la mejora de la convivencia en nuestros centros pasa por el aprendizaje en la resolución pacífica de los conflictos, sobre todo, por parte de los alumnos; realidad que el Plan de Convivencia aborda a través de múltiples medios que conllevan, inevitablemente, la implantación y el compromiso de los alumnos, profesores, las familias y demás personal del centro.

El Plan de Convivencia es un documento que sirve para concretar la organización y el funcionamiento del centro en relación con la convivencia y donde se establecen las líneas generales del modelo de convivencia a adoptar en el mismo, los objetivos específicos a alcanzar, las normas que lo regularan y las actuaciones a realizar en este ámbito para la consecución de los objetivos planteados.

Una Escuela que forma en valores fundamentados en la determinación de su ideario ha de cuidar que la actividad docente se desarrolle en las mejores condiciones, muchas de las cuales poco tienen que ver con los recursos materiales, equipamientos o espacios. Entre esas importantes condiciones está la de la convivencia, elemento esencial dentro de todo proyecto educativo.

Aprender a convivir constituye una de las condiciones que posiblemente tenga más relación con el éxito de la enseñanza y el aprendizaje. En este sentido, es fundamental para la tarea de educar enriquecer el proyecto educativo del centro con una formulación, conforme a nuestro ideario del modelo de convivencia que queremos vivir y, por tanto con ello estamos haciendo una opción por la capacidad de aprender del ser humano y su pleno desarrollo.

Desde el Ideario de la “Escuela San José” proponemos un MODELO DE CONVIVENCIA en el cual, conforme a nuestra identidad básica, ofrecemos una alternativa concreta para enseñar y aprender a convivir:

  • Desde nuestro Ideario.
  • Ante el entorno sociocultural.
  • Ante la previsión, detención y resolución de conflictos.

Actuaciones desarrolladas por el Centro ante situaciones conflictivas:

Ante situaciones de conducta contrarias a la convivencia, el protocolo de actuación seguido por el Centro ante las mismas ha sido el siguiente:

  • Amonestación verbal o escrita del profesor o tutor.
  • Entrevista con el alumno.
  • Comunicación a la familia.
  • Compromiso con el alumno, verbal o escrito.
  • Valoración de actuaciones por el equipo docente y órganos directivos.

Procedimiento corrector:

  • Suspensiones del derecho de asistencia: Cuando se produce una reiteración de conductas contrarias a las normas de convivencia. Cuando la conducta es gravemente perjudicial, ya que implica agresión, amenaza, insultos a la comunidad educativa, etc.
  • Reparación del daño causado: cuando se ha producido un deterioro en las instalaciones o materiales del Centro, aula o bienes de los alumnos.
  • Cambio de Centro: Hasta el momento el Centro no se ha visto obligado a utilizar esta corrección.

El desarrollo del Plan de Convivencia tiene como OBJETIVOS GENERALES los siguientes:

  1. Facilitar los instrumentos y recursos para la mejora de la convivencia en el Centro.
  2. Concienciar y sensibilizar a la comunidad educativa sobre la importancia de una adecuada convivencia escolar.
  3. Implicar activamente a toda la comunidad educativa en la mejora de la convivencia en el Centro, especialmente, a las familias.
  4. La prevención de conflictos y la resolución pacífica de los mismos.
  5. El respeto y la integración de todos los miembros de la comunidad educativa.
  6. Mejorar el grado de aceptación y cumplimiento de las normas establecidas por el Centro.
  7. Favorecer un clima de convivencia desde el diálogo, la acogida y la búsqueda pacífica y conjunta de soluciones.

Las actitudes de cada sector de la comunidad educativa ante la organización del Centro en materia de convivencia deberán basarse en las Normas de Convivencia establecidas en este documento y en el Reglamento de Organización y Funcionamiento.

Derechos y deberes del alumno:

Del Decreto 327/2010, de 13 de Julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria, en su Capítulo I del Título I, se extraen los derechos y deberes del alumno:

Deberes del alumnado

Son deberes del alumnado:

  1. El estudio, que se concreta en:
    1. La obligación de asistir regularmente a clase con puntualidad.
    2. Participar activa y diligentemente en las actividades orientadas al desarrollo del currículo, siguiendo las directrices del profesorado.
    3. El respeto a los horarios de las actividades programadas por el instituto.
    4. El respeto al ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros y compañeras.
    5. La obligación de realizar las actividades escolares para consolidar su aprendizaje que le sean asignadas por el profesorado para su ejecución fuera del horario lectivo.
  2. Respetar la autoridad y las orientaciones del profesorado.
  3. Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas y morales y la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa, así como la igualdad entre hombres y mujeres.
  4. Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del centro docente y contribuir al desarrollo del proyecto educativo del mismo y de sus actividades.
  5. Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la consecución de un adecuado clima de estudio en el instituto.
  6. Participar en los órganos del centro que correspondan, así como en las actividades que este determine.
  7. Utilizar adecuadamente las instalaciones y el material didáctico, contribuyendo a su conservación y mantenimiento.
  8. Participar en la vida del instituto.
  9. Conocer la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para Andalucía, con el fin de formarse en los valores y principios recogidos en ellos.

Derechos del alumnado

El alumnado tiene derecho:

  1. A recibir una educación de calidad que contribuya al pleno desarrollo de su personalidad y de sus capacidades.
  2. Al estudio.
  3. A la orientación educativa y profesional.
  4. A la evaluación y el reconocimiento objetivos de su dedicación, esfuerzo y rendimiento escolar. A estos efectos, tendrá derecho a ser informado de los criterios de evaluación que serán aplicados.
  5. A la formación integral que tenga en cuenta sus capacidades, su ritmo de aprendizaje y que estimule el esfuerzo personal, la motivación por el aprendizaje y la responsabilidad individual.
  6. Al acceso a las tecnologías de la información y la comunicación en la práctica educativa y al uso seguro de internet en el instituto.
  7. A la educación que favorezca la asunción de una vida responsable para el logro de una sociedad libre e igualitaria, así como a la adquisición de hábitos de vida saludable, la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad.
  8. Al respeto a su libertad de conciencia y a sus convicciones religiosas y morales, así como a su identidad, intimidad, integridad y dignidad personales.
  9. A la igualdad de oportunidades y de trato, mediante el desarrollo de políticas educativas de integración y compensación.
  10. A la accesibilidad y permanencia en el sistema educativo, en los términos previstos en el artículo 7.2 i) de la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía.
  11. A la libertad de expresión y de asociación, así como de reunión en los términos establecidos en el artículo 8 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación.
  12. A la protección contra toda agresión física o moral.
  13. A la participación en el funcionamiento y en la vida del instituto y en los órganos que correspondan, y la utilización de las instalaciones del mismo.
  14. A conocer la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para Andalucía.
  15. A ser informado de sus derechos y deberes, así como de las normas de convivencia establecidas en el instituto, particularmente al comenzar su escolarización en el centro.

Normas de Convivencia

Del decreto 327/2010, de 13 de Julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria, en su Capítulo III del Título V, se extraen las Normas de Convivencia Generales:

Conductas contrarias a las normas de convivencia y su corrección:

  1. Son conductas contrarias a las normas de convivencia las que se opongan a las establecidas por los institutos conforme a la normativa vigente y, en todo caso, las siguientes:
    1. Los actos que perturben el normal desarrollo de las actividades de la clase.
    2. La falta de colaboración sistemática del alumnado en la realización de las actividades orientadas al desarrollo del currículo, así como en el seguimiento de las orientaciones del profesorado respecto a su aprendizaje.
    3. Las conductas que puedan impedir o dificultar el ejercicio del derecho o el cumplimiento del deber de estudiar por sus compañeros y compañeras.
    4. Las faltas injustificadas de puntualidad.
    5. Las faltas injustificadas de asistencia a clase.
    6. La incorrección y desconsideración hacia los otros miembros de la comunidad educativa.
    7. Causar pequeños daños en las instalaciones, recursos materiales o documentos del centro, o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa.
  2. Se consideran faltas injustificadas de asistencia a clase o de puntualidad de un alumno o alumna, las que no sean excusadas de forma escrita por el alumnado o por sus padres, madres o representantes legales si es menor de edad, en las condiciones que se establezcan en el plan de convivencia.
  3. Sin perjuicio de las correcciones que se impongan en el caso de las faltas injustificadas, los planes de convivencia de los centros establecerán el número máximo de faltas de asistencia por curso o materia, a efectos de la evaluación y promoción del alumnado.
  4. Las conductas contrarias a las normas de convivencia recogidas en este artículo prescribirán en el plazo de treinta días naturales contados a partir de la fecha de su comisión, excluyendo los periodos vacacionales establecidos en el correspondiente calendario escolar de la provincia.

Correcciones de las conductas contrarias a las normas de convivencia:

  1. Por la conducta contemplada en el 1a) se podrá imponer la corrección de suspensión del derecho de asistencia a esa clase de un alumno o alumna. La aplicación de esta medida implicará que:
    1. El centro deberá prever la atención educativa del alumno o alumna al que se imponga esta corrección.
    2. Deberá informarse a quienes ejerzan la tutoría y la jefatura de estudios en el transcurso de la jornada escolar sobre la medida adoptada y los motivos de la misma. Asimismo, el tutor o tutora deberá informar de ello al padre, a la madre o a los representantes legales del alumno o de la alumna. De la adopción de esta medida quedará constancia escrita en el centro.
  2. Por las conductas recogidas en el artículo, distintas a la prevista en el apartado anterior, podrán imponerse las siguientes correcciones:
    1. Amonestación oral.
    2. Apercibimiento por escrito.
    3. Realización de tareas dentro y fuera del horario lectivo que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro, así como a reparar el daño causado en las instalaciones, recursos materiales o documentos de los institutos de educación secundaria.
    4. Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases por un plazo máximo de tres días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.
    5. Excepcionalmente, la suspensión del derecho de asistencia al centro por un período máximo de tres días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.
  3. Las actividades formativas que se establecen en las letras d) y e) del apartado anterior podrán ser realizadas en el aula de convivencia a que se refiere el artículo, de acuerdo con lo que el centro disponga en su plan de convivencia.

Órganos competentes para imponer las correcciones de las conductas contrarias a las normas de convivencia:

  1. Será competente para imponer la corrección prevista en el artículo en su apartado 1 el profesor o profesora que esté impartiendo la clase.
  2. Serán competentes para imponer las correcciones previstas en el artículo en su apartado 2:
    1. Para la prevista en la letra a), todos los profesores y profesoras del instituto.
    2. Para la prevista en la letra b), el tutor o tutora del alumno o alumna.
    3. Para las previstas en las letras c) y d), el jefe o jefa de estudios.
    4. Para la prevista en la letra e), el director o directora, que dará cuenta a la comisión de convivencia.

Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia y su corrección:

  1. Se consideran conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el instituto las siguientes:
    1. La agresión física contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
    2. Las injurias y ofensas contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
    3. El acoso escolar, entendido como el maltrato psicológico, verbal o físico hacia un alumno o alumna producido por uno o más compañeros y compañeras de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado.
    4. Las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa del centro, o la incitación a las mismas.
    5. Las vejaciones o humillaciones contra cualquier miembro de la comunidad educativa, particularmente si tienen una componente sexual, racial, religiosa, xenófoba u homófoba, o se realizan contra alumnos o alumnas con necesidades educativas especiales.
    6. Las amenazas o coacciones contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
    7. La suplantación de la personalidad en actos de la vida docente y la falsificación o sustracción de documentos académicos.
    8. Las actuaciones que causen graves daños en las instalaciones, recursos materiales o documentos del instituto, o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa, así como la sustracción de las mismas.
    9. La reiteración en un mismo curso escolar de conductas contrarias a las normas de convivencia del instituto.
    10. Cualquier acto dirigido directamente a impedir el normal desarrollo de las actividades del centro.
    11. El incumplimiento de las correcciones impuestas, salvo que la comisión de convivencia considere que este incumplimiento sea debido a causas justificadas.
  2. Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el instituto prescribirán a los sesenta días naturales contados a partir de la fecha de su comisión, excluyendo los periodos vacacionales establecidos en el correspondiente calendario escolar de la provincia.

Medidas disciplinarias por las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia

  1. Por las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia recogidas en el artículo, podrán imponerse las siguientes medidas disciplinarias:
    1. Realización de tareas fuera del horario lectivo que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro, así como a reparar el daño causado en las instalaciones, recursos materiales o documentos de los institutos de educación secundaria, sin perjuicio del deber de asumir el importe de otras reparaciones que hubieran de efectuarse por los hechos objeto de corrección y de la responsabilidad civil del alumno o alumna o de sus padres, madres o representantes legales en los términos previstos por las leyes.
    2. Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares del instituto por un período máximo de un mes.
    3. Cambio de grupo.
    4. Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases durante un periodo superior a tres días lectivos e inferior a dos semanas. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
    5. Suspensión del derecho de asistencia al instituto durante un periodo superior a tres días lectivos e inferior a un mes. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.
    6. Cambio de centro docente.
  2. Las actividades formativas que se establecen en las letras d) y e) del apartado anterior podrán ser realizadas en el aula de convivencia, de acuerdo con lo que el centro disponga en su plan de convivencia.
  3. Cuando se imponga la medida disciplinaria prevista en la letra e) del apartado 1, el director o directora podrá levantar la suspensión de su derecho de asistencia al centro antes del agotamiento del plazo previsto en la corrección, previa constatación de que se ha producido un cambio positivo en la actitud del alumno o alumna.

Órgano competente para imponer las medidas disciplinarias de las conductas gravemente perjudiciales para las normas de convivencia:

Será competencia del director o directora del centro la imposición de las medidas disciplinarias previstas en el artículo, de lo que dará traslado a la comisión de convivencia.

Normas de Convivencia Generales del Centro:

  • El respeto de la integridad física y moral y a los bienes de las personas que forman la Comunidad Educativa y de aquellas otras personas e instituciones que se relacionan con el Centro con ocasión de la realización de las actividades y servicios del mismo.
  • Prohibición expresa del uso de teléfonos móviles y de la difusión, a través de internet o por cualquier otro medio, de imágenes de conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia, particularmente si resultan degradantes u ofensivas para otros miembros de la comunidad educativa.
  • La tolerancia ante la diversidad y la no discriminación.
  • La corrección en el trato social, en especial, mediante el empleo de un lenguaje correcto y educado.
  • El interés por desarrollar el propio trabajo y función con responsabilidad.
  • El respeto por el trabajo y función de todos los miembros de la Comunidad Educativa.
  • La cooperación en las actividades educativas o convivenciales.
  • La buena fe y la lealtad en el desarrollo de la vida escolar.
  • El cuidado en el aseo e imagen personal y la observación de las normas del Centro, conforme a su destino y normas de funcionamiento, así como el respeto a la reserva de acceso a determinadas zonas del Centro.
  • El respeto a las normas de organización, convivencia y disciplina del Centro.
  • En general, el cumplimiento de los deberes que se señalan en la legislación vigente y en el presente Reglamento a los miembros de la Comunidad Educativa y de cada uno de sus estamentos.
  • Cuidado y respeto por las instalaciones, recursos materiales o documentos del Centro. De no ser así, reparación del daño causado.

Normas de Convivencia específicas de cada aula:

  • El cumplimiento del horario y el calendario escolar
  • El cuidado del aseo y la imagen personal.
  • El respeto a las elementales normas de educación en el trato con los demás.
  • El mostrar interés en las clases, atendiendo durante las explicaciones, preguntando lo que no se entiende, trayendo el material necesario y entregando los trabajos en el tiempo previsto.
  • El cuidar y mantener limpias las dependencias que se utilicen.
  • No traer al Centro juguetes electrónicos, reproductores, etc., que no son necesarios para el normal desarrollo docente.

Aspectos relevantes para la Convivencia

Salida de los alumnos del Centro:

  • El alumno de Educación Secundaria Obligatoria no podrá salir del Centro en horario lectivo salvo que el padre, madre o tutor legal lo recoja para una realizar consulta médica o tema familiar.
  • El alumno de F.P.B. y Bachillerato no podrá salir del Centro en horario lectivo salvo que se encuentre indispuesto previa llamada telefónica con la familia en la que se comunique tal circunstancia.
  • El alumno de F.P.B. y Bachillerato no podrá salir a la calle en los recreos, salvo que sea mayor de edad.
  • El alumno de Bachillerato que esté cursando por de nuevo 1º o 2º y que solo tenga que asistir a determinadas materias, podrá salir del Centro en aquellas horas que no tengan clase, previa autorización de los padres.

Asistencia a clase:

  • A tenor del Decreto 327/2010, de 13 de Julio, en su artículo I establece como un deber del alumnado la obligación de asistir regularmente a clase con puntualidad.

Control de asistencia:

  • El profesor tomará diariamente las faltas de asistencia.
  • El tutor correspondiente controlará semanal y mensualmente las faltas de asistencia y si observa alguna circunstancia anómala en cuanto a la asistencia, se podrá en contacto con la familia para conocer la causa. Si continuara dándose esta circunstancia se podría poner en marcha el protocolo de absentismo.
  • Las familias de los alumnos de Bachillerato recibirán mensualmente un informe por escrito de las faltas de asistencia por materia: justificadas y no justificadas.

Abandono de asignaturas:

  • El profesorado en las sesiones de preevaluación y evaluación comunicará la circunstancia de abandono por parte del alumno de alguna materia. El tutor lo hará llegar a las familias para que tomen cartas en el asunto.
  • El abandono en una o varias materias impedirá la evaluación positiva en las mismas. En Educación Secundaria Obligatoria impedirá la promoción o titulación.

Justificación de las faltas:

  • Todas las faltas de asistencia se deben justificar una vez que el alumno se reincorpore a clase. De no ser así, se considerará no justificada.

Correcciones ante las faltas de asistencia:

  • Para las ausencias prolongadas, justificadas o no, de alumnos de Educación Secundaria Obligatoria se pondrá en marcha el protocolo de absentismo según la normativa vigente.
  • Dado que para el alumno de F.P.B. la evaluación es continua: las faltas de asistencia, justificadas o no, que supongan un 20% o más del cómputo total horario por materia supondrá para el mismo la pérdida del derecho a la evaluación continua derivando en la no evaluación de dicha materia. El profesorado comunicará al tutor y a su vez éste, por escrito, a los padres del alumno las faltas acumuladas que supongan un 10% del total, como apercibimiento ante la posibilidad de la pérdida del derecho a la evaluación. Este hecho aparecerá reflejado en los criterios de evaluación y calificación de cada programación. El Jefe de Estudios velará por el cumplimiento de esta norma.
  • Dado que para el alumno de Bachillerato la evaluación es continua: las faltas de asistencia, justificadas o no, que supongan un 30% o más del cómputo total horario por materia supondrá para el mismo la pérdida del derecho a la evaluación continua derivando en la no evaluación de dicha materia. El profesorado comunicará al tutor y a su vez éste, por escrito, a los padres del alumno las faltas acumuladas que supongan un 15% del total, como apercibimiento ante la posibilidad de la pérdida del derecho a la evaluación. Este hecho aparecerá reflejado en los criterios de evaluación y calificación de cada programación. El Jefe de Estudios velará por el cumplimiento de esta norma.

Retrasos:

  • Los alumnos que lleguen con retraso a la primera hora podrá entrar en el Centro y en el aula, anotándose en el registro de faltas el retraso correspondiente. El tutor gestionará la posible reincidencia de este hecho con los padres del alumno.
  • Los Jefes de Estudios, además de los tutores, controlarán estos retrasos y lo comunicarán a las familias.

Expulsiones de clase:

  • El alumno expulsado de clase estará a cargo del profesor de guardia. El alumno realizará tareas de la materia de la cual ha sido expulsado para impedir así la interrupción de su formación. Asimismo, la expulsión conlleva la imposición de un parte de incidencia que deberá firmar los padres y que el tutor se lo hará llegar.

Tabaco y alcohol:

  • De acuerdo con la legislación vigente, queda prohibido el consumo de bebidas alcohólicas y de tabaco en el Centro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

diciembre 2017
L M X J V S D
« nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031